Historia de Nicaragua

Indígena

Nicaragua probablemente ha sido ocupada por humanos desde alrededor del año 18,000 aC. En Managua, las huellas de la vivienda humana existen en huellas humanas bien conservadas desde el año 4.000 aC en el Museo Las Huellas. La evidencia cerámica del asentamiento organizado en Nicaragua comienza alrededor de 1,500-1,000 aC y prevalece en muchas áreas del Pacífico. Nicaragua recibió migraciones tanto del norte como del sur hasta la primera llegada de los exploradores españoles en 1523.

Los migrantes del sur pueden haber ocupado todo el país hasta que la llegada de las Chorotegas más sofisticadas que hablan Mangue desde el centro de México alrededor del año 750 DC los desplazó al este de los grandes lagos.

Las Chorotegas fueron luego dispersadas parcialmente por otra ola de migrantes en forma de los nicaraguas, cuya migración final de México a Nicaragua y las orillas del Lago de Nicaragua se produjo apenas entre 150 y 200 años antes de la llegada de los españoles. Hablaban náhuat (una versión rústica del idioma azteca náhuatl), que se convertiría en la lengua franca para los indígenas después de la conquista y puede que ya haya sido ampliamente utilizada para el comercio en la región antes de la llegada de los primeros europeos. También llegaron del norte los Maribios, muy parecidos a los hablantes de Hokano en California y Baja México, y teorizaron que habían emigrado de esa área. Ellos poblaron la vertiente occidental de lo que hoy es la cordillera volcánica Maribios, en el noroeste de Nicaragua.

Los nicaragüenses y los chorotegas eran sociedades muy exitosas que se sentaban en medio de una ruta comercial que se extendía hasta el norte de México y el sur de Perú.

En el momento de la conquista, el lado este de los grandes lagos era el hogar de culturas de origen sudamericano. Se cree que las migraciones en el norte de las personas que se encuentran en el centro y el este de Nicaragua en el momento de la conquista comenzaron alrededor del 3.000 aC. Los chontales y matagalpas pueden haber sido de la misma raíz lingüística (chibcha) que las culturas de la cuenca del Caribe Rama, Sumu y Miskito.

Los miskitos pueden ser los descendientes de los habitantes originales del Pacífico que perdieron en las guerras contra las tribus invasoras de los chorotegas en el siglo noveno. Las únicas lenguas indígenas que todavía se hablan en Nicaragua son las de los miskitos, los sumus y los rama, y ​​estos últimos están en peligro de extinción. Los chontales parecen haber sido los más desarrollados del grupo, aunque lamentablemente poco se sabe sobre su cultura, a pesar de la amplia e impresionante evidencia arqueológica

Período colonial

Cristóbal Colón navegó por las costas caribeñas de Nicaragua en 1502 en su cuarto y último viaje y se refugió de una tormenta desagradable en Cabo Gracias a Dios cuando lo apodó y permanece hoy.

El explorador español Gil González Dávila navegó desde Panamá hasta el golfo de Nicoya y luego viajó por tierra a las costas occidentales del lago de Nicaragua para encontrarse con el famoso jefe de la tribu nicaraguas, Niqueragua, en abril de 1523. Después de la conversión de 917 élites nicaragüenses al cristianismo, González Dávila se fue con una buena cantidad de oro y viajó hacia el norte antes de ser expulsado de la zona por un ataque sorpresa del liderato de los guerreros de Chorotega por el jefe legendario, Diriangén.

En 1524, un ejército de 229 hombres liderados por Francisco Hernández de Córdoba superó a la población local y fundó las ciudades de Granada y León a orillas del lago de Nicaragua y del lago de Managua, respectivamente. Nueva Segovia fue fundada en (o antes) en 1543 para intentar capitalizar los recursos minerales en las montañas del norte. La población india y los recursos minerales se agotaron rápidamente y muchos de los españoles abandonaron Nicaragua en busca de pastos más verdes.

Los que se quedaron se involucraron en la agricultura. Se introdujo el ganado y se continuó la producción de cacao. El añil fue el otro cultivo principal junto con algún comercio de madera. La carne de res, el cuero y el añil se exportaron a Guatemala, el cacao a El Salvador. También había una ruta comercial pesada entre Granada y los estados coloniales del Caribe a través del Río San Juan y el comercio entre Nicaragua y Perú. Granada se hizo mucho más rica gracias a su posición ventajosa en estas rutas de comercio internacional, pero la autoridad administrativa y eclesiástica permaneció en León, creando una rivalidad que explotaría después de la independencia de España. Durante el siglo XVII, Nicaragua fue víctima de múltiples ataques de piratas holandeses, franceses y británicos, así como dos ataques de la Armada británica en el siglo XVIII.

Independencia

En 1811, los habitantes de León tomaron las calles para exigir la creación de un nuevo gobierno, nuevos jueces, la abolición del monopolio gubernamental para producir licor, precios más bajos para el tabaco y el fin de los impuestos sobre la carne de res, el papel y las ventas en general. Todas las demandas fueron concedidas. Diez años después, se convocó una reunión el 15 de septiembre de 1821 en la ciudad de Guatemala. Representantes asistieron a la reunión de Madrid, representantes españoles de todos los países de América Central, los jefes de la Iglesia católica de cada provincia, el arzobispo de Guatemala y los senadores locales de las provincias. La independencia de España fue declarada. Nicaragua siguió siendo parte de una federación de México y América Central hasta 1823 cuando las "Provincias Unidas de América Central" se reunieron y se declararon libres del dominio mexicano y de cualquier otra potencia extranjera. Los cinco miembros eran una federación libre de administrar sus propios países y en noviembre de 1824 se decretó una nueva constitución para la Federación de América Central. El 30 de abril de 1838, la asamblea legislativa de Nicaragua declaró a Nicaragua independiente de cualquier otro poder y Nicaragua era completamente independiente.

William Walker

El vacío de poder del período postcolonial fue el escenario de continuas batallas entre el Partido Liberal de León y el Partido Conservador de Granada. Estos conflictos crearon el entorno para la llegada de un extraño, brillante y brutal personaje llamado William Walker. Walker fue contratado por los liberales para ayudar a derrotar a los conservadores. Lo que los liberales no sabían eran los grandes planes de Walker para convertir a Nicaragua en parte de una plantación de esclavos que iba de Guatemala a Panamá. La clave para el éxito de Walker fue ser el transporte de vapor interoceánico de Cornelius Vanderbilt que servía en una ruta desde San Francisco a Nueva York a través de San Juan del Sur, La Virgen, el Río San Juan y San Juan del Norte. En septiembre de 1855, Walker y su pequeño batallón desembarcaron en San Juan del Sur y se enfrentaron al ejército del Partido Conservador de Granada en La Virgen y ganaron fácilmente. El 13 de octubre de 1855 viajó al norte, atacó y tomó Granada. Según acuerdo previo, Patricio Rivas del Partido Liberal de León fue nombrado presidente de la república y Walker como jefe de los militares.

Rivas luego siguió los deseos de Walker y confiscó la línea de vapor de Vanderbilt. Walker luego usó los barcos para enviar más armas, municiones y soldados mercenarios a Nicaragua desde ambas costas de los EE. UU. Pronto tuvo la fuerza de combate más moderna y mejor equipada de América Central. Después de un hechizo como el jefe del ejército, Walker decidió postularse para presidente. Del 22 al 24 de junio de 1856, se llevaron a cabo elecciones absurdas y William Walker fue nombrado Presidente de la República. Los jefes del Partido Liberal y el resto de Nicaragua se unieron con fuerzas combinadas de Centroamérica para luchar en la Guerra Nacional.

El final del mito de invencibilidad de la tropa de William Walker llegó en el pequeño rancho al norte de Tipitapa, llamado San Jacinto, donde el ejército rebelde nicaragüense ganó una batalla decisiva y hoy se encuentra en un museo abierto a los visitantes. La marea había cambiado y las batallas en Masaya, Rivas y Granada resultarían victoriosas para las fuerzas combinadas de Centroamérica. William Walker escapó a un barco de vapor, donde observó con calma las acciones finales y espeluznantes de sus tropas, que saquearon y quemaron Granada en el suelo. Walker luego regresaría a Nicaragua, antes de escapar con su vida. Luego probó con Honduras donde fue tomado prisionero por la Armada Británica y entregado a las autoridades hondureñas. Fue juzgado, puesto contra una pared y fusilado por las fuerzas armadas hondureñas el 12 de septiembre de 1860.

General José Santos Zelaya

Entre 1857 y 1893 Nicaragua disfrutó de un período de calma. En 1858 se reactivó la constitución anterior a Walker, con elecciones para cargos públicos. Las familias adineradas de Granada controlarían el gobierno durante los próximos 30 años o más. Los primeros trenes fueron instalados en 1874, junto con teléfono y telégrafo. El café se convirtió en un importante cultivo responsable de más del 50% de las exportaciones. En 1893, el general del Partido Liberal José Santos Zelaya derrocó al presidente del Partido Conservador de Granada, el Dr. Roberto Sacasa. Zelaya mantendría el poder hasta 1909, cuando fue expulsado con la ayuda de los marines estadounidenses. Zelaya hizo mucho para modernizar Nicaragua. Se instituyó la separación de la iglesia y el estado, al igual que las ideas de igualdad y libertad para todos, el respeto de la propiedad privada, el matrimonio civil y el divorcio legal. La pena de muerte y las cárceles de deudores fueron prohibidas y la libertad de expresión legalmente garantizada. La construcción fue rampante, con nuevas carreteras, muelles, oficinas postales, nuevas rutas de envío construidas y electricidad instalada en Managua y Chinandega. Se aprobaron una serie de nuevas leyes para facilitar los negocios, junto con una policía adecuada; Códigos militares y una Corte Suprema creada. La costa del Caribe finalmente se incorporó oficialmente al país en 1894.

 

Marines de los Estados Unidos y El General Augusto C. Sandino

En 1909 se realizó un levantamiento en Bluefields contra el presidente liberal Zelaya con el apoyo del Partido Conservador de Granada. El general José Santos Estrada tomó el control de la costa este. Dos norteamericanos que habían luchado en el lado del ejército rebelde fueron puestos frente al pelotón de fusilamiento por orden del gobierno central. Estados Unidos exigió la renuncia de Zelaya y se retiró para permitir que un miembro del Partido Liberal se hiciera cargo. Estados Unidos se negó a reconocer al nuevo presidente. En mayo de 1910, los marines estadounidenses llegaron a Bluefields para establecer una "zona neutral".

El conservador general Estrada entró en Managua para instalarse como el nuevo presidente de Nicaragua. Atascado con las deudas de los acreedores europeos, se vio obligado a pedir prestado a los bancos norteamericanos para                                              pagar las deudas. Luego le dio a los Estados Unidos el control y la recaudación de aduanas, como garantía de esos préstamos. El Banco Nacional de Nicaragua y una nueva unidad monetaria llamada Córdoba se establecieron en 1912. Los aristócratas de Granada no estaban contentos con el general Estrada y estalló una nueva ronda de combates entre los liberales de León y Granada.

En agosto, los marines de EE. UU. Entraron a Managua para garantizar el orden y establecer su elección como presidente del país. Los marines permanecerían en una fuerza fluctuante hasta 1933. Su deseo de dejar atrás una presencia estabilizadora en Nicaragua dio lugar a un nuevo ejército que se llamaría Guardia Nacional (Guardia Nacional).

El general Augusto Sandino fue un general liberal que se convirtió en un héroe nacional al enfrentar directamente a los marines estadounidenses. Luchando codo con codo con los marines para exterminar a Augusto Sandino y su ejército rebelde, fue la recién creada Guardia Nacional. Los infantes de marina en las montañas del norte de Nicaragua experimentaron con ataques con bombas aéreas por primera vez mientras intentaban exterminar a Sandino y su ejército rebelde. El carismático general tenía un amplio apoyo en el norte y no fue derrotado. Sandino atacó implacablemente las posiciones de los marines de EE. UU. Con lo que muchos creen que fue el primer uso de la guerra de guerrillas moderna. Finalmente, con las elecciones que se acercan en 1933 y con la Guardia Nacional bajo el mando de Anastasio Somoza García, el gobierno de los Estados Unidos anunció que los marines se retirarán cuando el nuevo presidente asumiera el cargo. Juan Bautista Sacasa fue elegido, y el día que tomó el poder, el 1 de enero de 1933, el último regimiento de marines estadounidenses salió de Nicaragua de los muelles de Corinto.

Con los marines estadounidenses desaparecidos, el general Augusto Sandino firmó un tratado de paz y desarme gradual con el presidente Sacasa en el palacio presidencial, hoy Parque Loma de Tiscapa. Un año después, el 21 de febrero de 1934, Sandino regresó al palacio presidencial para cenar con el presidente Sacasa. Después de salir de la cena, Sandino fue secuestrado y ejecutado. Su lugar de entierro, si de hecho fue enterrado, es desconocido.

Con la muerte de Sandino, el partido liberal se dividió en dos campos, uno que apoyaba a Somoza y el otro al presidente Sacasa. Somoza atacó el fuerte sobre León en mayo de 1936, mientras que la Guardia Nacional solicitó la renuncia de Sacasa.

En junio de 1936 Sacasa renunció y se celebraron nuevas elecciones, que fueron ganadas por Somoza García. Anastasio Somoza García y luego su hijo Anastasio Somoza Debayle mantendrían su poder efectivo hasta 1979. Nicaragua disfrutó de un período de relativa estabilidad y crecimiento económico. La relación de Estados Unidos y Nicaragua nunca fue mejor. Esto formó una base para construir un imperio de negocios que usó el dinero del estado para crecer.

Al final de sus décadas de poder, la familia poseía más del 50% de todas las tierras cultivables y controlaba aproximadamente el 65% del PIB. Somoza García cumplió su muerte en León, en una fiesta en el club de trabajadores de León, luego de aceptar la nominación del Partido Liberal para la elección de 1956, asesinado por disparos de Rigoberto López Pérez. Uno de los hijos de Somoza García, Luis Somoza Debayle se presentó a la elección y ganó de todos modos. Fue juramentado como presidente en 1957. El hermano de Luis Somoza, Anastasio, se mantuvo como jefe de la Guardia Nacional y el poder real del país y pronto asumirá el cargo de presidente de Nicaragua. En 1954, 1958 y 1959 fracasaron los intentos armados y el destronamiento de los Somoza.

En 1961 se fundó el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). En 1967 hubo manifestaciones antigubernamentales en Managua. La Guardia Nacional atacó a los manifestantes, matando a algunos e hiriendo a muchos. Sin embargo, Anastasio Somoza Debayle fue elegido presidente de Nicaragua una vez más. En 1972 se produjo el gran terremoto de Managua y se creó un Comité de Emergencia para hacer frente al desastre, bajo la dirección de Anastasio Somoza Debayle. Millones en dinero de ayuda y reconstrucción pasaron por las manos de las compañías de Somoza y las cuentas del gobernante. En 1975, Somoza fue reelegido presidente de Nicaragua y asumió el cargo en 1976. En enero de 1978, Pedro Joaquín Chamorro, editor del periódico más antiguo del país, La Prensa y respetado miembro de la sociedad, fue asesinado a tiros. La mayoría asumió que era obra de la Guardia Nacional. Chamorro había sido parte del fallido intento de derrocamiento de 1959 y el fundador de 1974 de un grupo de oposición a Somoza Debayle llamado UDEL. La "revolución" o "guerra contra Somoza" estaba en pleno desarrollo con el apoyo de todas las clases sociales.

 

La Familia Somoza

Con los marines estadounidenses desaparecidos, el general Augusto Sandino firmó un tratado de paz y desarme gradual con el presidente Sacasa en el palacio presidencial, hoy Parque Loma de Tiscapa. Un año después, el 21 de febrero de 1934, Sandino regresó al palacio presidencial para cenar con el presidente Sacasa. Después de salir de la cena, Sandino fue secuestrado y ejecutado. Su lugar de entierro, si de hecho fue enterrado, es desconocido. Con la muerte de Sandino, el partido liberal se dividió en dos campos, uno que apoyaba a Somoza y el otro al presidente Sacasa. Somoza atacó el fuerte sobre León en mayo de 1936, mientras que la Guardia Nacional solicitó la renuncia de Sacasa. En junio de 1936 Sacasa renunció y se celebraron nuevas elecciones, que fueron ganadas por Somoza García. Anastasio Somoza García y luego su hijo Anastasio Somoza Debayle mantendrían su poder efectivo hasta 1979. Nicaragua disfrutó de un período de relativa estabilidad y crecimiento económico. La relación de Estados Unidos y Nicaragua nunca fue mejor. Esto formó una base para construir un imperio de negocios que usó el dinero del estado para crecer. Al final de sus décadas de poder, la familia poseía más del 50% de todas las tierras cultivables y controlaba aproximadamente el 65% del PIB. Somoza García cumplió su muerte en León, en una fiesta en el club de trabajadores de León, luego de aceptar la nominación del Partido Liberal para la elección de 1956, asesinado por disparos de Rigoberto López Pérez. Uno de los hijos de Somoza García, Luis Somoza Debayle se presentó a la elección y ganó de todos modos. Fue juramentado como presidente en 1957. El hermano de Luis Somoza, Anastasio, se mantuvo como jefe de la Guardia Nacional y el poder real del país y pronto asumirá el cargo de presidente de Nicaragua. En 1954, 1958 y 1959 fracasaron los intentos armados y el destronamiento de los Somoza.

 

Doña Violeta Barrios

La mayoría de los nicaragüenses consideran la elección de Doña Violeta (como se la conoce cariñosamente) como el comienzo de la democracia en Nicaragua. La viuda del asesinado director de La Prensa, Pedro Joaquín Chamorro, Violeta Barrios de Chamorro tuvo a sus dos hijos a ambos lados de la cerca en la década de 1980, con Pedro Joaquín Chamorro Junior con los contras y Carlos Fernando Chamorro con los sandinistas. Mientras reunía a su familia, reunía al país. Doña Violeta se vio obligada a comprometerse en muchos asuntos y, a veces, el país parecía listo para volver a caer en la guerra, pero milagrosamente la primera mujer presidente de Nicaragua pasó los siguientes cinco años reparando al país en una sola pieza. El ejército nicaragüense fue despolitizado, sometido a un gobierno civil y reducido de más de 150,000 a menos de 30,000.

Arnoldo Alemán

En noviembre de 1996, el candidato del Partido Liberal Arnoldo Alemán ganó la votación presidencial. Alemán avanzó en el aumento del crecimiento económico y la inversión extranjera en Nicaragua y en mejoras a la infraestructura vial y escolar. En 1998, el peor huracán que golpeó a América Central en el siglo XX trajo a Nicaragua poco viento, pero lluvias bíblicas durante cinco días. Más de 2,400 vidas se perdieron en inundaciones y derrumbes. El desastre alentó a los países extranjeros a considerar el perdón de la deuda externa, en lo que podría ser un posible salvador del país más endeudado del mundo en proporción a su PIB. Las elecciones en noviembre de 2001 fueron ganadas por el candidato del Partido Liberal y el ex vicepresidente de Alemán, Enrique Bolaños. Las elecciones de 2001 fueron la tercera elección presidencial democrática consecutiva en Nicaragua y tuvieron una participación récord en las urnas.

Enrique Bolaños

La administración de Bolaños, un hombre de negocios y miembro de la clase alta nicaragüense fue socavada por la oposición tanto de Daniel Ortega como de su propio jefe, Arnoldo Alemán. Don Enrique había prometido limpiar la corrupción de su propio partido y en una acción valiente presentó cargos contra Alemán por el mal uso de los fondos del gobierno en agosto del año en que fue elegido. La mayoría liberal de don Enrique en la asamblea nacional no le hizo mucho bien, ya que los representantes de su propio partido se unieron detrás de su líder encarcelado dejando a Bolaños con poco apoyo o poder. A pesar de esto, la economía nicaragüense experimentó un rápido crecimiento en el turismo y otras industrias y un auge inmobiliario con el aumento de la inversión extranjera coronada por la firma del acuerdo de libre comercio CAFTA con los Estados Unidos y los Estados de América Central. Mientras tanto, Alemán maniobró sus fuerzas en el Congreso para reducir el mínimo para las elecciones presidenciales al 35% mientras dirigía a un candidato de la oposición a la elección del candidato Bolaños 2006, dividiendo la votación liberal y asegurando el regreso al poder de Ortega.

El regreso de Ortega

Con el 38% del voto popular, Daniel Ortega regresó al poder en enero de 2007 y se movió rápidamente para consolidar el poder en todas las ramas del gobierno, así como en las fuerzas militares y policiales. Ortega también tenía un artículo clave de la constitución política declarado no constitucional, ya que le impedía postularse para más términos. De este modo, liberándole continuos términos consecutivos. Ortega se encuentra actualmente en su 3er mandato consecutivo como presidente con su esposa como vicepresidente ahora y tiene un firme control del poder. Durante el retorno de Ortega, las ganancias económicas se consolidaron y se lograron grandes avances en infraestructura, especialmente en carreteras, puertos y energía. El turismo en Nicaragua continuó creciendo, y Nicaragua se ubicó en las 10 mejores listas a nivel mundial como el mejor destino nuevo para visitar. La inversión internacional se desaceleró, pero la inversión nacional se debilitó, lo que convirtió a Nicaragua en una de las economías de más rápido crecimiento en América Latina. Las libertades personales y de prensa decayeron y el descontento a fuego lento. En abril de 2018 estallaron protestas estudiantiles en León y Managua, luego en todo el país.

GEOGRAFÍA

Nicaragua se encuentra entre el Trópico de Cáncer y el ecuador, que varía entre 11 ° y 15 ° norte y entre 83 ° y 88 ° de longitud. La frontera norte de Nicaragua se extiende desde el Golfo de Fonseca hasta el cabo Gracias a Dios con gran parte de la frontera de 530 km marcada por el Río Coco. La costa caribeña desde Gracias a Dios hasta justo al sur de la desembocadura del río San Juan está a 509 km. Desde la salida del Caribe de San Juan a la Bahía de Salinas se encuentra la frontera de 313 km con Costa Rica. La costa del Pacífico se encuentra a 325 km de Salinas al Golfo de Fonseca. La superficie total del país es de 131.812 km2; Los lagos y las lagunas costeras cubren 10,384 km2. Nicaragua es la más grande de las repúblicas centroamericanas.

La tierra se puede dividir en tres divisiones principales. Las tierras bajas del Caribe, un área marcada por numerosos ríos, sabanas de pinos y la mayor extensión de bosque tropical restante en América Central. Las montañas y llanuras del centro y el norte son geológicamente las más antiguas del país, con montañas que van desde los 500 metros en el sur y se elevan hasta los 2.000 metros al llegar a la frontera con Honduras en el norte. La región central tiene un ecosistema diverso con bosque lluvioso que da paso a un bosque tropical seco en el sur y un bosque nublado a pinos en el norte.

La Cuenca del Pacífico está dominada por el Lago Managua, el Lago de Nicaragua y numerosos lagos de cráteres y también alberga una majestuosa fila de volcanes que se extienden desde el extremo noroeste del Volcán Cosiguina hasta la isla de doble volcán Ometepe en el Lago de Nicaragua. El área del Pacífico contiene una mezcla de bosque seco tropical y sabana con dos bosques nubosos en los volcanes Mombacho y Maderas y un bosque de pinos en el Volcán Casita.

Lagos y rios

La Cuenca del Pacífico de Nicaragua posee los dos cuerpos de agua más grandes de América Central y 15 lagos de cráteres. La capital, Managua, se encuentra a orillas del lago Managua, también conocida por uno de sus nombres indígenas, Xolotlán, tiene 52 km de largo, 15-25 km de ancho y 39 m sobre el nivel del mar. Su profundidad máxima es de solo 30 m con una superficie de 1.025 km2. La península de Chiltepe del lago Managua contiene dos lagos de cráteres, Xiloá y Apoyeque. Managua también alberga cuatro pequeños lagos de cráteres. El lago Managua drena al lago Nicaragua a través del río Tipitapa, al este de Managua.

El poderoso Lago de Nicaragua, a menudo llamado por uno de sus nombres anteriores a la conquista, Cocibolca, tiene 160 km de largo, 65 km en su parte más ancha y 32 m sobre el nivel del mar. Esta gran capa de agua tiene un promedio de 20 metros de profundidad con una profundidad máxima de 60 metros. El lago de Nicaragua cubre un total de 8,264 km2. Solo 18 km separan el gran lago del Océano Pacífico en la parte sur de sus costas occidentales. El lago de Nicaragua drena 190 km al mar Caribe a través del río San Juan. El río Escondido es el principal río central con mucho tráfico comercial como un enlace crucial entre el Pacífico y la Bahía de Bluefields. En el norte, el río más largo de América Central, el Río Coco, comienza bien dentro de Nicaragua y luego recorre la mayor parte de sus 680 km como frontera entre Nicaragua y Honduras.

Volcanes

Situada en la intersección de las placas continentales de Coco y Caribe, Nicaragua es uno de los países más activos geológicamente del mundo. La subducción de la placa de coco debajo de la placa del Caribe es de 8 a 9 cm por año, tal vez la tasa más alta de colisión de la placa continental en el hemisferio. También es el más nuevo de los países de las Américas en términos geológicos con 8-9 millones de años. El resultado más obvio de la tierra en agitación es una línea de más de 40 volcanes hermosos, seis de los cuales han estado activos en los últimos 100 años.

Los volcanes más al sur se encuentran en la isla de Ometepe. El bosque nublado cubierto Volcán Maderas (1.394 m) se cree que está extinto y tiene un lago en su cumbre brumosa y es ideal para escalar. El cono activo y perfectamente simétrico de Volcán Concepción (1.610 m) completa Ometepe. Su último gran flujo de lava en 1957 y el último escupitajo de ceniza en 2018. El otro gran cono en el gran lago es la Isla de Zapatera (600 m), muy erosionada, está extinta y es un sitio importante precolombino y el Parque Nacional.

A lo largo de las orillas del lago de Nicaragua, a la sombra de Granada, se encuentra el Volcán Mombacho, inactivo y ligeramente fumador (1,345 m). Vestido en un lujoso bosque nuboso, Mombacho sufrió un colapso estructural importante en 1570 que destruyó una aldea de Chorotega en su base. Caída y flujos de lava de una erupción prehistórica del cono de Mombacho creó Las Isletas en el Lago de Nicaragua. El extinto cono de Apoyo alberga el lago de cráter más grande del país, un cuerpo de agua azul profundo de 6 km de diámetro que llena la muerte violenta del volcán hace unos 20,000 años. Justo al norte de la Laguna de Apoyo se encuentra el famoso Parque Nacional Volcán Masaya. Este complejo de varios conos incluye el humeante cráter de Santiago lleno de lava y cuatro cráteres extintos y una laguna. Masaya es el único volcán en el continente americano, y uno de los cuatro en el mundo, con una piscina de lava consistente en su superficie.

Los seis conos principales de ua están todos extintos y todos tienen lagos de cráteres dentro de sus conos para dormir. En la costa noroeste del lago de Managua se encuentra el imponente y fuertemente fumador cono del Volcán Momotombo (1,300 m). Su erupción significativa más reciente en 2016 y una planta geotérmica en su base utiliza su considerable energía de vapor a diario. En su sombra se encuentra el pequeño y extinto Volcán Momotombito, que se encuentra justo al lado de la orilla en el lago Managua. Momotombito es también el cono más al sur de la maravillosa cadena volcánica Maribios.

Justo al noroeste de Momotombo, la cadena continúa con los diversos cráteres, el más feroz de los cuales es el pequeño montículo de lava y arena negra llamado Volcán Cerro Negro. Uno de los volcanes más jóvenes de América, el Cerro Negro, salió de un campo de maíz en 1850 y ha aumentado a 450 m en este corto período. Las principales erupciones ocurrieron en 1867, 1914, 1923, 1947, 1950, 1952, 1954, 1968, 1971, 1992, 1995 y 1999. La erupción de agosto de 1999 abrió nuevos cráteres en su base sur. Cerro Negro fue el sitio para el nuevo récord de velocidad para ciclismo de montaña (130 mph) y para algunos de los extremos del esquí en arena negra a finales de 2001.

Ahora los turistas utilizan la montaña para pasear en trineo o en un abordaje, lo que le da la fama mundial como una montaña de aventura. Más al norte se encuentra la cima calva y erosionada del activo Volcán Telica (1.061 m). La escalada de su trasero rocoso permite ver su interior humeante, que arrojó una buena cantidad de ceniza en 2018. El cono extinto al norte del Volcán Casita es notable por su bosque de pinos, el más austral de su tipo en el norte del continente americano. Hemisferio. Un lado de Casita se derrumbó durante las lluvias torrenciales del huracán Mitch (1998), enterrando numerosas aldeas en el municipio de Posoltega y matando a más de 2.000 personas. Justo al noroeste, en la espectacular cadena de Maribios, se encuentra el cono más alto del país, el Volcán San Cristóbal (1,745 m). San Cristóbal volvió a entrar en erupción en 1971 después de un largo período de inactividad que ocurrió después de los años altamente explosivos de 1684-1885. Desde 1999, ha estado arrojando mucha ceniza y su última actividad principal fue en enero de 2019. La más septentrional es el Volcán Cosiguina (800 m), hoy con un lago en su cráter. Su erupción final fue en 1835 en lo que se cree que fue la más violenta en la historia registrada en las Américas. Ash fue arrojado hasta México mientras el suelo temblaba en Colombia. La cima del cono Cosiguina ofrece una vista impresionante del Golfo de Fonseca y sus islas.

Clima

La costa caribeña empapada de lluvia recibe hasta 5,000 mm de lluvia al año en San Juan del Norte, con la selva interior y las zonas costeras del Caribe norte remojadas en 2,500 mm a 4,000 mm anuales. La temporada seca en esta región dura entre dos y tres meses, y San Juan del Norte recibe un descanso de las lluvias solo desde mediados de marzo hasta finales de abril. Las regiones montañosas centrales y septentrionales, entre 500 y 1.500 m, tienen su propio perfil meteorológico con precipitaciones que promedian entre 1.500 y 2.500 mm anuales. La estación seca en el centro del país es más larga, con siete a ocho meses de lluvia y una estación seca de enero a abril. La Cuenca del Pacífico es un clásico tropical seco con 700 a 1,500 mm de lluvia al año, que se produce casi exclusivamente durante la temporada de lluvias de 6 meses desde mediados de mayo hasta mediados de noviembre, seguido de un período muy seco de 6 meses. Las temperaturas medias oscilan entre 18 ° C y 27 ° C, según la altitud y la época del año. En las áreas del Pacífico, la lluvia es breve, con lluvias intensas seguidas de sol y temperaturas más frías.

Justo al noroeste de Momotombo, la cadena continúa con los diversos cráteres, el más feroz de los cuales es el pequeño montículo de lava y arena negra llamado Volcán Cerro Negro. Más al norte se encuentra la cima calva y erosionada del activo Volcán Telica (1.061 m). La escalada de su trasero rocoso permite ver su interior humeante, que arrojó una buena cantidad de ceniza en 2018. El cono extinto al norte del Volcán Casita es notable por su bosque de pinos, el más austral de su tipo en el norte del continente americano. Hemisferio. Un lado de Casita se derrumbó durante las lluvias torrenciales del huracán Mitch (1998), enterrando numerosas aldeas en el municipio de Posoltega y matando a más de 2.000 personas. Justo al noroeste, en la espectacular cadena de Maribios, se encuentra el cono más alto del país, el Volcán San Cristóbal (1,745 m). San Cristóbal volvió a entrar en erupción en 1971 después de un largo período de inactividad que ocurrió después de los años altamente explosivos de 1684-1885. Desde 1999, ha estado arrojando mucha ceniza y su última actividad principal fue en enero de 2019. La más septentrional es el Volcán Cosiguina (800 m), hoy con un lago en su cráter. Su erupción final fue en 1835 en lo que se cree que fue la más violenta en la historia registrada en las Américas. Ash fue arrojado hasta México mientras el suelo temblaba en Colombia. La cima del cono Cosiguina ofrece una vista impresionante del Golfo de Fonseca y sus islas.

Flora y Fauna

Nicaragua ha sido bendecida con una rica biodiversidad y gracias a su población relativamente baja y muchas reservas naturales, se ha conservado gran parte de la flora y fauna nativas de Nicaragua. Los bosques de Nicaragua cubren más del 30% de sus tierras. El país es el hogar de bosques secos tropicales, importantes bosques de manglares y grandes extensiones de humedales. La mayor extensión de bosque nuboso en América Central está presente en los volcanes del Pacífico y en las cordilleras del norte, especialmente en la reserva de Bosawás.

Los bosques de pinos se extienden a lo largo de los territorios del norte hasta el Caribe, con un gran número de montañas en el centro-norte. Los bosques húmedos tropicales de transición están presentes en el lado este de los grandes lagos y la costa sur del lago de Nicaragua. El crecimiento más extenso del bosque lluvioso primario en el istmo se encuentra en Nicaragua. Las especies de plantas son diversas, con 350 especies de árboles, que forman parte de las 12,000 especies de flora totales que se han clasificado. Existe un estimado de 5,000 por documentar. Los clasificados incluyen más de 600 especies u orquídeas.

Igualmente impresionante es la diversidad de la fauna, sobre todo la vida de los insectos con un estimado de 250,000 especies. Los mamíferos incluyen unas 251 especies junto con 234 variaciones diferentes de reptiles y anfibios. Las especies de aves se escriben en 688 de 59 familias.

Reservas naturales

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales), mejor conocido como MARENA, es responsable de la administración de las 73 áreas protegidas de Nicaragua que cubren el 17% de sus tierras.

Parques y reservas volcánicas: además del famoso Parque Nacional Volcán Masaya, muchos de los volcanes de Nicaragua albergan reservas naturales. Hay más de 28 reservas de volcanes. Los siguientes volcanes de la Cuenca del Pacífico tienen reservas forestales, que son críticas para el clima local y las capas freáticas: Momotombo, Pilas, San Cristóbal, Casita, Telica, Rota, Concepción, Maderas, Cosiguina y Mombacho. Los lagos de cráteres volcánicos y sus bosques también se reservan como áreas protegidas como: Laguna de Apoyo, Laguna de Asososca, Laguna de Nejapa, Laguna de Tiscapa y los dos lagos de la península de Chiltepe, Laguna Apoyeque y Laguna Xiloá.

Algunas de las reservas más gratificantes para el visitante son los refugios de vida silvestre reservados para la llegada masiva de tortugas marinas. Se encuentran en las playas de la costa del Pacífico central, Chacocente y La Flor, que también protegen las reservas de bosques tropicales secos. Isla Juan Venado también es un lugar para ver tortugas, no en la cantidad de otras reservas, sino con el atractivo agregado de los manglares accesibles y su fauna.

Fuera de los grandes bosques nubosos protegidos de la reserva de Bosawás, el mejor lugar para disfrutar de la flora única del bosque nuboso es el Volcán Mombacho, cerca de Granada y el bosque nuboso del Volcán Maderas en la isla de Ometepe. En Matagalpa, también es fácil acceder a la reserva de Selva Negra, así como a la reserva Arenal solo con permiso, en la frontera de Jinotega y Matagalpa. Otra opción es la reserva Miraflor entre Estelí y Jinotega.

Nicaragua cuenta con las dos reservas de selva tropical más grandes de América Central. Por su acceso y alojamiento confiable, Indio-Maíz es un sueño para los entusiastas de la selva tropical. Los visitantes más resistentes pueden hacer el viaje rural a la selva tropical de Bosawás. Pocos lugares en América Central pueden igualar el esplendor natural de los humedales en Los Guatuzos; este precioso refugio de vida silvestre es un espectáculo de fauna tropical con numerosas y diversas especies a la vista del día.

ECONOMÍA

La economía de Nicaragua se basa en la agricultura, que aporta más del 40% del PIB. Los principales artículos de exportación son café, carne y productos lácteos, oro, azúcar y cacahuetes. Todavía se considera el país menos desarrollado de América Central y el segundo más pobre de América por PIB nominal.

Producto interno bruto: 13.810 millones de dólares (2017) Banco Mundial

PIB per cápita: 2,221.81 USD (2017) Banco Mundial

INB per cápita: 5,680 dólares PPA (2017) Banco Mundial

Tasa de crecimiento del PIB: 4.9% de variación anual (2017) Banco Mundial

Ingreso nacional bruto: 35.3 mil millones de dólares PPA (2017) Banco Mundial

Usuarios de Internet: 10.6% de la población (2011) Banco Mundial

La unidad monetaria nicaragüense es el córdoba. La moneda está en un programa de devaluación programada contra el dólar estadounidense y en el momento de la publicación tenía una calificación de 33 córdobas por dólar estadounidense. Los dólares se utilizan ampliamente en Nicaragua y muchos servicios para visitantes se cotizan en dólares y se pueden pagar en esa moneda.

CULTURA

Música

El más tradicional de los instrumentos nicaragüenses es la marimba. Su origen exacto no se conoce, pero la mayoría cree que es un derivado de un instrumento africano. A pesar de su apariencia más bien cruda, es un instrumento complejo. Se compone de 22 llaves de madera y tiene la forma de un triángulo. La madera utilizada es caoba o cedro. El jugador de la marimba juega con palos llamados bolillos.

El instrumento tiene tonalidades muy claras y sonoras. La mayoría de las marimbas se utilizan para la música folklórica y la música típica del campo, pero hoy en día los marimberos realizan cualquier ritmo desde la cumbia hasta la salsa y el merengue. Los marimberos más famosos del país son de Monimbó, el barrio indio de Masaya, donde existe una larga tradición de elaboración y juego de marimba.

La música popular sigue siendo muy popular hoy en día y tiene profundas raíces en la cultura nicaragüense. Uno de los creadores más importantes de la canción nicaragüense es Víctor M. Leiva (Managua, 1916), autor de la canción "El Caballo Cimarrón" en 1948, la primera canción nicaragüense registrada en Nicaragua. Durante su larga carrera como artista, pintó retratos musicales de la vida cotidiana de los nicaragüenses. Victor M. Leiva recibió un premio Gold Palm en Estados Unidos, como el segundo mejor compositor folklórico de América Latina. Otro legendario cantautor y compositor es Camilo Zapata.

Zapata nació en 1917 y aún hoy se presenta, escribió su primera canción a la edad de 14 años y sus canciones lo han convertido en la cara y el corazón del regionalismo nicaragüense. Dos hermanos de la ciudad norteña de Somoto son los principales responsables de la popularidad de la música popular en Nicaragua hoy en día. Carlos y Luis Enrique Mejia Godoy no solo han llevado la forma a la vanguardia de la música nicaragüense, sino que su creatividad y dedicación han creado nuevas formas, como la famosa Misa Campesina (misa campesina). Originaria del esplendor rural del archipiélago de Solentiname, esta música utiliza marimbas, guitarras, atabales (tambores indios), violines y mazurcas. Las canciones fueron compuestas por Carlos Mejía Godoy y grabadas en los años 80, por el "Taller de sonido popular". La Misa Campesina ha sido traducida a numerosos idiomas e incluso es cantada por las Iglesias Anglicana, Mormona y Bautista en los Estados Unidos.

 

Pintura

Podría decirse que la forma más antigua de pintura en Nicaragua es el petroglifo. Estos misteriosos cuadros de piedra se encuentran en todos los rincones de Nicaragua y su cantidad y diversidad es increíble. Las representaciones son de creencias antiguas, historias familiares, calendarios y otras escenas en relieve que siguen siendo un misterio para los amantes del arte y los arqueólogos actuales. Este arte se perdió con la llegada de los primeros europeos en el siglo XVI y los pintores de la época colonial solían ser españoles.

El primer pintor nicaragüense notable fue el artista del siglo XIX, Toribio Jerez, autor de una colección de retratos de los obispos de Nicaragua. A principios del siglo XX, el trabajo más apreciado fue el de Alonso Rochi, quien recibió un reconocimiento por sus pinturas de escenas urbanas y flores. El maestro de los pintores nicaragüenses modernos fue uno de los que ganó la misma fama por enseñar como lo hizo por la pintura. El pintor de León Rodrigo Peñalba (1908-1979) pasó años estudiando y pintando en Roma y ganó fama en su casa en la década de 1940. El visitante puede ver sus pinturas en León en la galería frente a la Iglesia San Francisco y en el museo en el Parque Nacional Volcán Masaya.

A comienzos de la década de 1950, la obra de Asilia Guillén (1887-1964) llevó la pintura primitivista (ingenua) a la vanguardia de las bellas artes nicaragüenses. El primitivismo puede ser la escuela de arte de pintura más famosa de Nicaragua, gracias en gran parte al sacerdote Ernesto Cardenal, el promotor más entusiasta. A los campesinos talentosos del archipiélago de Solentiname se les dio un curso organizado por el sacerdote y hoy los isleños pintan la vibrante belleza natural de sus islas. La ingenua pintura de Solentiname ha llevado a los artistas de la isla a lugares lejanos como Finlandia y Japón, y su trabajo se puede encontrar en galerías de todo el mundo. Una desviación de los conceptos tradicionales introducidos por el maestro Rodrigo Peñalba se organizó bajo la bandera del Grupo Praxis formado en 1963. Este grupo de artistas revolucionarios se unió a un nuevo estilo de pintura bajo una ideología social basada en la oposición al régimen de Somoza. .

El estilo del Grupo Praxis está marcado por el uso de colores monocromáticos con el telón de fondo del paisaje volcánico y telúrico de Nicaragua. Los principales artistas del grupo incluyen al conocido pintor Alejandro Aróstegui. Después del Praxis Group, los estilos de pintura se volvieron cada vez más diversos con un movimiento posmoderno y un estallido de pintura mural en los años 80. En la década de 1990, la pintura figurativa y el hiperrealismo se convirtieron en movimientos adicionales acentuados por una figura nueva e importante en la pintura y el arte de la instalación nicaragüense, Patricia Belli. Las sorprendentes y emotivas declaraciones de Belli transmitidas a través de un uso diverso de los medios de comunicación la han mantenido a la vanguardia de la escena artística nicaragüense.

 

Escultura

Fernando Saravia fue uno de los primeros en ganar el título de "el maestro" en escultura nicaragüense. Saravia trabajó en moldes de arcilla, moldear, y tallar piedra y madera. Las esculturas originales de Saravia trajeron mucha notoriedad y él, a su vez, ayudó a formar los escultores nicaragüenses más conocidos, incluido el sacerdote Ernesto Cardenal. En la década de 1980, Ernesto Cardenal, un artista consumado, fue el Ministro de Cultura. Bajo su dirección, se creó un programa en San Juan de Limay, un pequeño pueblo al norte de Estelí. Ya había existido una tradición de esteatita (marmolina) tallada allí. La piedra colorida se encuentra en abundancia en San Juan de Limay y el proyecto refinó la calidad de la escultura artesanal de San Juan de Limay. Durante este período, escultores como Luis Morales Alonso y Aparicio Artola llegaron a la fama con obras hermosas y únicas en piedra de jabón. El trabajo de los artistas de San Juan de Limay se puede encontrar en Nicaragua y América Central. Uno de los escultores nicaragüenses más talentosos hoy en día es Miguel Ángel Abarca. Hijo de los talladores de ataúdes, no hay material que Abarca no haya dominado desde la madera hasta el mármol y el granito. Abarca también cambia los estilos tan fácilmente como los materiales y su dominio de ambos lo hace único en la escena artística nicaragüense, nunca deja de experimentar y lo que produce es rutinariamente único y sublimemente hermoso.

 

Literatura

La forma de arte que domina la vida cultural nicaragüense es la poesía. Con un gran héroe nacional siendo un poeta, los nicaragüenses tienen poesía que corre por su sangre y su alma. El rey de esta pasión es Rubén Darío (1867-1916), el artista nicaragüense más célebre y un gran verdadero en la historia de la lengua española. Darío es conocido como el "Padre del Modernismo" gracias a sus innovaciones innovadoras en el idioma español. La escuela modernista dirigida por Darío defendió el esteticismo, la búsqueda de valores sensoriales y sensuales, utilizando los efectos del color, la voz y la síntesis. Su obra emblemática Azul es considerada la obra fundamental del modernismo. Darío publicó muchas otras colecciones de poesía, una novela y narraciones, así como la edición de revistas literarias. El trabajo de Darío tuvo un impacto significativo en el idioma español y se siguen rindiendo homenajes a su producción artística desde su muerte en León en 1916. El movimiento Vanguard siguió la tendencia de Darío a la innovación y fue fundado por Luis Alberto Cabrales (1901-1974) y José Coronel Urtecho (1906-1994). El movimiento Vanguardia ejerció una importante influencia renovadora en la literatura nicaragüense. La obra de Coronel Utrecho Oda a Ruben Dario (1927) contiene la esencia del nuevo estilo y marca la transición de la escuela de modernismo Darío al movimiento vanguardista. Pablo Antonio Cuadra (1912-2002), autor principal del movimiento, escribió una declaración en la que reafirmaba la identidad nacional, que luego se incorporó a su primer libro Poemas Nicaragüenses (1934). Otro miembro de la Vanguardia fue Manolo Cuadra (1907-1957) quien se hizo conocido por sus poemas, Perfil y La palabra que no te dije, publicado en Tres Amores (1955). Pablo Antonio Cuadra fue responsable de una producción literaria verdaderamente prolífica, que incluye Libro de horas (1964), una colección de mitos náhuatl El Jaguar y la Luna (1959. Escribió sobre la vida del mamífero en Cantos de Cifar y Al mar dulce ( 1926); su excelente tratado contra las dictaduras en Siete arboles contra el atardecer (1982) y Poemas para un calendario (1988).

 

La generación de los años cuarenta trajo los temas de amor y libertad a la vanguardia y el surgimiento de los poetas Ernesto Mejía Sánchez (1923-1985) y Carlos Martínez Rivas (1924-1999). Mejía Sánchez cultivó un estilo marcado por la brevedad y precisión en sus obras más importantes Ensalmos y conjuros (1947) y La Carne contigua (1948) y Martínez Rivas utilizó un ritmo moderno, haciendo sentir sus ideas a través de rápidos giros de frase y rupturas propias. idioma. El paraiso recobrado (1948) fue una revelación y la publicación de Insurreccion solitaria (1953) aún más. Publicó una serie de poemas titulados Allegro rato, en 1989, que continuaron su línea experimental.

La poesía de Ernesto Cardenal (1923) trata de reflejar un lenguaje común y expresiones simples. Fundador de la corriente poética expresionista, se opuso a la subjetividad de la poesía lírica. A través de su poesía atacó la dictadura de la familia Somoza durante más de cuatro décadas. La ciudad deshabitada (1946), Hora 0 (1960), Oracion por Marylin Monroe y otras poemas (1966), son poemas que reflejan temas religiosos, históricos y cristianos, así como el tema del compromiso social.

Sergio Ramírez Mercado es uno de los escritores nicaragüenses más reconocidos internacionalmente. Ha publicado numerosas novelas y libros de cuentos, incluyendo De tropeles y tropelias (1972), y Charles Atlas también muere (1976). En 1998 ganó el Premio Internacional de Ficción de la editorial Alfagura de España que también publicó sus trabajos posteriores: Margarita esta linda la mar (1998), Adios muchachos (1999) y su obra más reciente Mentiras Verdaderas (2000). Es considerado uno de los mejores novelistas de América Latina en la actualidad.

Otro gran moderno es Gioconda Belli. Su primer libro fue una colección sensual de poemas, Sobre la grama (1974), y abrió nuevos caminos a la literatura nicaragüense con su franca feminidad. De la costilla de Eva (1987) habla de amor libre al servicio de la transformación revolucionaria. Sus novelas, La mujer habitada, Memorias de amor y de guerra y El país bajo mi piel, entre otros, se han publicado en más de veinte idiomas.

 

LOS NICARAGÜENSES

Etnicidad

Nicaragua es una cultura predominantemente mestiza con una mezcla de raíces nativas americanas y europeas. Este proceso de integración cultural comenzó mucho antes de la llegada de los primeros exploradores españoles y continúa hasta hoy. Debido al aislamiento relativo en la sección este de Nicaragua durante los primeros siglos, todavía existen culturas étnicas bastante bien definidas en las comunidades de las culturas indígenas Miskito, Rama y Mayagna, así como en las culturas afro-caribeñas de Jamaica (criollas) y afro-caribeñas. Amerindios de la isla San Vicente (Garífuna). La cultura mestiza hispánica del 70% occidental del país domina el perfil étnico de los nicaragüenses. Encuestas recientes sugieren un país 96% mestizo, con 3% indígenas y 1% afro-caribeños. Entre los pueblos clasificados como mestizos, muchos de ellos están cerca de las raíces indígenas puras que han perdido su lenguaje distintivo, pero conservaron muchos rasgos culturales de la época precolombina.

 

Población

Según un censo del año 2000, la población de Nicaragua se estimaba en 5,126,860. La densidad de población varía enormemente de un departamento a otro, con la concentración principal de personas en Managua y sus alrededores y en las ciudades populosas de la cuenca del Pacífico tradicionalmente (desde los tiempos anteriores a la conquista), donde vive el 83% de la población de Nicaragua. A nivel nacional, la densidad de población es de 42 personas por kilómetro cuadrado, lo que convierte a Nicaragua en el país menos densamente poblado de América Central. El crecimiento poblacional actual se fija en 3.2% anual y el tamaño promedio de la familia nicaragüense ha disminuido de un promedio de 1950 de 7.3 hijos por madre a 4.7 en la actualidad. El país es muy joven con el 45% de la población menor de 15 años. Solo el 3% de la población tiene más de 65 años. El promedio de vida de los nicaragüenses ha aumentado desde 1950, de 42 a 63 años. Idioma

El español es el idioma oficial de Nicaragua. El inglés se está volviendo más común y se habla en los hoteles más agradables de Managua, Granada y León, en operadores turísticos y agencias de alquiler de automóviles. En la costa caribeña se habla español, criollo inglés, sumo, rama y miskito. El inglés criollo nicaragüense es similar al inglés que se habla en Jamaica y otros estados del Caribe. Religión 

Poco más del 60% de la población es católica romana. También hay Episcopales, Bautistas, Metodistas, Iglesia de Cristo, Asamblea de Dios, Adventistas del Séptimo Día; El testigo de Jehová, Mormón y muchas otras sectas. La religión dominante en la costa caribeña es la iglesia de Moravia. La religión y la espiritualidad en general son partes muy importantes de la vida nicaragüense. Los festivales religiosos ocurren en todas las aldeas del país y en diferentes fechas durante el año. Las ceremonias se realizan para honrar a cada santo o patrono de la ciudad y son una mezcla colorida de creencias católicas antiguas y modernas con influencias de las tradiciones anteriores a la conquista. Las celebraciones de la Semana Santa son algo especial, particularmente en León y Los Pueblos Blancos.

Idioma

El español es el idioma oficial de Nicaragua. El inglés se está volviendo más común y se habla en los hoteles más agradables de Managua, Granada y León, en operadores turísticos y agencias de alquiler de automóviles. En la costa caribeña se habla español, criollo inglés, sumo, rama y miskito. El inglés criollo nicaragüense es similar al inglés que se habla en Jamaica y otros estados del Caribe.